Transporte Aéreo

El tráfico aéreo mundial recuperó en febrero el 85% del nivel prepandemia por el tirón del mercado asiático

  • Los viajes en avión crecen un 55% interanual, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo
  • La capacidad de carga del transporte aéreo ha aumentado un 8,5% desde febrero de 2022

La demanda de viajes aéreos en febrero recuperó el 84,9% del nivel prepandemia y aumentó un 55,5% interanual, impulsada especialmente por el tirón de la región Asia-Pacífico, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

El transporte aéreo nacional de viajeros en febrero se sitúo en el 97,2% de las cifras de 2019, mientras que en el mercado internacional se alcanzó el 77,5% de los niveles prepandemia, con un aumento en comparación con el segundo mes de 2022 del 25,5% en rutas internas y del 89,7% en las rutas internacionales.

El director general de IATA, Willie Walsh, ha señalado que, a pesar de “las señales económicas inciertas”, la demanda de viajes aéreos sigue siendo fuerte en todo el mundo y particularmente en la región Asia-Pacífico.

“La industria está ahora solo un 15% por debajo de los niveles de demanda de 2019 y esa brecha se está reduciendo cada mes“, ha destacado.

Por zonas, el tráfico internacional de las aerolíneas de Asia-Pacífico fue el que más aumentó debido al levantamiento de restricciones, con un 378,7% más en comparación con febrero de 2022. La capacidad creció un 176,4% y el factor de ocupación subió 34,9 puntos porcentuales hasta el 82,5%.

Por parte de los operadores europeos, su tráfico internacional creció un 47,9% respecto al año pasado, mientras que la capacidad aumentó un 29,7% y el factor de ocupación subió hasta el 73,7%.

Las aerolíneas de Oriente Medio registraron un aumento de demanda del 75% interanual, por encima de las aerolíneas norteamericanas y latinoamericanas, cuyo tráfico internacional creció un 67,4% y un 44,1%, respectivamente. En África, el tráfico de las aerolíneas fue un 90,7% superior en febrero.

Más capacidad de carga

La demanda de carga aérea cayó un 7,5% en febrero en comparación con el mismo periodo de 2022 y aumentó un 2,9% respecto a 2019, mientras que la capacidad mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga disponibles creció un 8,6%.

El director general de IATA apunta, desde un punto de vista optimista, al inicio de una tendencia de mejora que “conduzca a la estabilización del mercado y a la vuelta a pautas de demanda más normales tras los dramáticos altibajos de los últimos años”

Por regiones, las aerolíneas norteamericanas decrecieron un 3,2% en la demanda de carga aérea internacional en comparación con febrero de 2022. Las compañías aéreas de Oriente Medio registraron un descenso del 6%, mientras que la demanda de las aerolíneas europeas cayó un 15,3%.

Además, las aerolíneas de Asia-Pacífico informaron de una caída del 6%, mientras que las latinoamericanas registraron un descenso del 2,7%.

Fuente: RTVE

Imagen: Semana

Ver artículo original

Volver a página de inicio