Transporte Transporte Aéreo Transporte Marítimo y Fluvial

Hormigón ligero sustituye importaciones

Sobresale por su calidad el aditivo para la construcción de morteros que se utilizan en las obras del Turismo.

Aun en medio de la inestable situación energética que atraviesa el país, la escasez de portadores energéticos y carencia de suministros, el Centro Hormigón Ligero perteneciente a la  UEB Cerahor de la Empresa de Materiales de la Construcción reportó, durante el pasado año, utilidades y mantuvo su presencia en el mercado con nuevos productos de gran demanda en el sector de la construcción.

Guillermo Cepeda Vera, director de la planta espirituana, industria líder de la UEB, explicó que no obstante las limitaciones mencionadas y que estuvieron por debajo de los planes en algunos insumos, la producción se  mantuvo activa y se continúa con la línea de fabricación de estuques finos para acabados de paredes y techos y gruesos para revestimientos iniciales; además, mantiene uno de los mejores resultados del país, ya que continúa siendo uno de los centros de su tipo con mayor diversificación de productos para la construcción, con destino a los grandes polos turísticos cubanos y la Zona Especial de Desarrollo Mariel. A ellos, acotó, se sumó la elaboración de un impermeabilizante Tipo I para cubiertas y piscinas que sustituye importaciones y se ha probado con aceptación en instalaciones turísticas de Varadero.

A juicio del directivo, los morteros continúan como el producto líder de esa industria, pero uno de los aciertos más importantes fue la producción de aditivos con el mínimo de componentes importados, ya que anteriormente se compraba todo en el mercado foráneo. Ahora se elabora aquí el carbonato de calcio, que constituye el 80 por ciento  de ese producto. El mismo se vende a todas las provincias para la fabricación del mortero cola.

El centro espirituano, de un plan en valores de 24 000 000 de pesos, logró concluir el 2022 con más de 26 000 000, sobre todo por la inclusión de nuevos rubros, como el pegamento porcelanato, el material impermeable y las pinturas acrílicas, detalló Osmany Borrego Marrero, jefe de producción de la unidad. Vale la pena apuntar, agregó Borrego, que la UEB Cerahor Ligero fue la única de la Empresa de Materiales de la Construcción que cerró el año con utilidades.

Aunque el año comenzó con roturas en el molino de bola, que posibilita fabricar el carbonato de calcio pulverizado utilizado en la elaboración de los morteros y estucos finos, el montacarga y el horno de secado, explicó, se han ido recuperando los equipos y a partir de las existencias de cemento se espera recuperar los niveles productivos.

Fuente: Escambray

Imagen: pixabay

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Editor 2

Agregar Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario