Logística

Chile tiene potencial para aumentar exportaciones de servicios con valor agregado, afirman expertos

Chile tiene potencial para aumentar sus exportaciones de servicios con valor agregado, aumentar el uso de tecnologías en el sector y explorar el mercado asiático como importante comprador internacional de servicios, consideraron especialistas en un seminario organizado por la Fundación Chilena del Pacífico.

En 2022, el número de empresas exportadoras de servicios ha sido bastante relevante, dijo en su intervención Ignacio Fernandéz, director de ProChile, agencia pública que promueve la oferta exportadora de bienes y servicios locales en el extranjero.

Según Fernández, los últimos datos de ProChile indican que en años recientes las exportaciones de servicios han subido considerablemente, así como las empresas que los ofrecen.

Sobre la estrategia de la entidad para 2023, el funcionario dijo que el trabajo es potenciar las empresas proveedoras de servicios, lograr constancia en las exportaciones, diversificar la canasta exportadora, mejorar el registro y capacitar a las empresas.

Según datos divulgados en enero pasado por la Cámara de Comercio de Santiago, las exportaciones de servicios retomaron los niveles previos a la pandemia del nuevo coronavirus durante el tercer trimestre de 2022, con 2.150 millones de dólares recaudados en el periodo.

Las autoridades chilenas han destacado como motor la digitalización de las economías y la tercerización de los procesos productivos en diferentes industrias a nivel global, lo que ha impulsado el intercambio de servicios chilenos en valor y diversificado las prestaciones, dijo anteriormente la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei) de la cancillería chilena.

En el seminario organizado el jueves junto al Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales (Clapes UC), participó también el director de Clapes UC y ex ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien aseguró que las exportaciones de servicios “han perdido dinamismo en la última década”.

Este “estancamiento” ha ocurrido principalmente en la oferta de servicios tradicionales como transporte marítimo y aéreo, construcción y turismo, fuertemente afectados por la pandemia, añadió el doctor en Economía.

Larraín dijo que Chile tiene oportunidades para incrementar la exportación de servicios, que representa actualmente en promedio un 3,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, lejos del casi 13 por ciento de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Hay economías que podrían transitar desde el comercio de recursos naturales hacia los servicios, con una participación creciente y una gran contribución al crecimiento del empleo. El sector servicios se ha convertido en el mayor generador de empleos por lejos”, explicó el experto.

Entre las ventajas de esta actividad, se mencionaron la digitalización, la instantaneidad que ofrece internet y el requerimiento de menos infraestructura física para su transacción.

Por estas razones, las exportaciones de servicios han incrementado su participación desde el 18 por ciento en 1990 al 25 por ciento en 2020 en Chile, señalaron los expositores.

Actualmente, los grandes exportadores de servicios en América son Colombia, Perú y Estados Unidos, países con los que Chile espera elevar su intercambio y a su vez alcanzar tanto en valor como en volumen.

Esto a través de actividades sectoriales, misiones comerciales, programas de aceleración de mercados y presencia en ruedas de negocios y ferias internacionales.

ProChile busca apoyar el desarrollo y promoción de las áreas ligadas al “fintech”, “edutech”, “healthtech2”, industrias creativas, turismo receptivo y soluciones logísticas.

Por su parte, el docente de Harvard e investigador asociado a centros de investigación de políticas económicas, Pol Antrás, remarcó en su intervención la importancia del idioma en la transacción de servicios, lo que representa una oportunidad para Chile, dado que el español es el cuarto idioma más hablado en el mundo.

Antrás invitó a las empresas chilenas a mirar hacia Asia como un gran comprador global de servicios.

“Se puede pensar en atraer gente de Asia, no olvidemos que China, India y el Sudeste Asiático concentran la mitad de la población mundial. Es muy importante intentar vender servicios ahí”, comentó.

La conferencia abordó la relación entre servicios y desarrollo económico, así como la evolución del comercio internacional de servicios y su relevancia para Chile en esta nueva era digital.

Las cifras recopiladas para esta sesión indicaron que entre el 25 y el 40 por ciento de las exportaciones globales corresponden a servicios en este momento, y equivalen entre un 7 y 10 por ciento del PIB global.

Esta industria creciente ha sido responsable de dos tercios de la creación de empleos a nivel internacional en las últimas tres décadas.

Fuente: Spanish People

Imagen: pixabay

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Editor 2

Agregar Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario