Transporte Marítimo y Fluvial

Disímil mensaje: volúmenes a la baja, pero tarifas sobre pre-pandemia sustentan resultados

Condiciones actuales del mercado favorecen inusual patrón de ganancias con menor carga

Si bien los resultados financieros de las navieras se muestran ‘firmes’ en el primer cuatrimestre de 2023, los ‘años dorados’ de la pandemia definitivamente han quedado atrás con la regularización de las tarifas de flete y la ralentización económica mundial que afecta la demanda de consumo. Así, los grandes transportistas temen un futuro escenario de pérdidas. “Hapag-Lloyd ha publicado sus resultados del 1T 2023. En general, muestran el mismo patrón que hemos visto con otros transportistas hasta ahora en el 1T, es decir, que a pesar de las fuertes reducciones de tarifas y la severa caída de la demanda del mercado, los resultados se mantienen firmes y los niveles de tarifas están significativamente por encima de los niveles pre-pandémicos”, comenta el analista Lars Jensen en LinkedIn.

Jensen, CEO y fundador de la consultora estratégica de shipping de contenedores Vespucci Maritime, añade que “el transportista alemán vio caer el volumen en el 1T un -4,9% en comparación con el mismo periodo del año pasado – pero según CTS el volumen del mercado global descendió un -6,7% y, por tanto, Hapag-Lloyd ha aumentado ligeramente su cuota de mercado global. Si comparamos con el primer trimestre de 2019 antes de la pandemia, el volumen de Hapag ha caído un -3% frente a una caída del mercado del -1%. En otras palabras, están recuperando lentamente parte de la cuota de mercado que perdieron durante la pandemia. Si el volumen global de CTS se ve en el contexto del volumen levantado de Hapag-Lloyd, entonces la cuota de mercado de Hapag era del 7,3% en el primer trimestre de 2019, del 7,0% en el primer trimestre de 2022 y del 7,1% ahora en el primer trimestre de 2023”, en referencia al inusual efecto de aumento de cuota de mercado experimentado por la naviera alemana frente al fenómeno de reducción de volúmenes mundiales.

Milagro navideño

Sigo pensando que la Navidad tendrá lugar en 2023, lo que significa que la gente empezará a prepararse para ello, y creo que vamos a ver un patrón bastante normal que no hemos visto en los últimos dos años“, afirma Rolf Habben Jansen, CEO de Hapag-Lloyd, revelando la esperanza depositada en el alza estacional de la demanda de fin de año marcada por la época de Navidad.

Y es que la naviera alemana ha sentido los embates de las tarifas reducidas: admitó haber sufrido la caída de las tarifas en el primer cuatrimestre, durante el cual el beneficio se redujo a más de la mitad, situándose en US$2.000 millones frente a los US$4.700 millones del primer trimestre de 2022. Por lo tanto, aún no hay pérdidas, pero de proyectarse la acotada demanda global y las tarifas decaídas –en comparación con las de 2021 y 2022—no solo Hapag-Lloyd, sino que todas las navieras podrían terminar el año con cifras bordeando el rojo.

Crónica de una pérdida anunciada

En algunos casos las pérdidas ya se han comenzado a sentir, especialmente en las navieras chinas, que han sido las primeras en vivir la falta de demanda. Así, el Grupo COSCO protagoniza en 1Q23 la caída de ingresos más pronunciada anunciada hasta ahora por un gran transportista, con un descenso que alcanza los US$6.592 millones, un 56% menos que en 1Q22 y su filial OOCL, que aunque no reveló sus resultados financieros del último trimestre de 2022, sí declaró que los beneficios de explotación del segundo semestre del año pasado descendieron un 25% con respecto al primero, mientras que los ingresos se redujeron en una quinta parte, principalmente debido a la contracción de la demanda.

Fuente: Mundo Maritimo

Imagen: Transporte y Logistica

Ver artículo original

Volver a página de inicio