Transporte Marítimo y Fluvial

El FMV define el rol de los puertos en el transporte de hidrógeno por vía marítima

El metanol y el amoniaco se presentan como las principales fórmulas de éxito para el transporte de hidrógeno por vía marítima, frente a otras opciones como el hidrógeno líquido, comprimido o los líquidos orgánicos (LOHC).

Esta es la conclusión a la que han llegado los expertos reunidos para el desarrollo de la herramienta Hydromar y que se ha presentado en el webinar organizado por Gasnam.

Con la moderación de Eugenia Sillero, secretaria general de Gasnam, participaron expertos de Cidaut, José Ignacio Domingo; Cotenaval, José Poblet; Enagás Transporte, José Alfredo Lana; y Foro Marítimo Vasco (FMV) representado por Ángel Santurtun.

En el encuentro también se ha dado a conocer el funcionamiento de la herramienta Hydromar, desarrollada como una calculadora de posibilidades para el transporte de hidrógeno por vía marítima.

La sesión telemática se ha organizado en el marco de Green Gas Mobility Summit, el evento de referencia sobre transporte sostenible en la península ibérica, que se celebrará los días 20 y 21 de septiembre de 2023 en Madrid. Un Congreso contará intervenciones de expertos de primer nivel que analizarán el presente y el futuro de soluciones tecnológicas como el biometano, el gas sintético y el hidrógeno.

El reto del transporte de hidrógeno por vía marítima

Las diversas fórmulas de producción y transporte de hidrógeno suponen un reto de futuro y se espera, según Eugenia Sillero, que para 2030 se puedan exportar 12 millones de toneladas de este producto en el contexto europeo. En este sentido, José Alfredo Lana explicó que los países del sur serán productores netos, mientras los del norte serán los importadores del producto. España podría producir 4 millones de toneladas de hidrógeno verde y exportar dos millones, capacidad que se multiplicaría en el horizonte de 2050.

En este contexto, el transporte va a jugar un rol importante, mediante tubería o por mar, la opción económicamente más rentable y flexible a partir de distancia entre productores y consumidores en torno a los 3.000 Km. A pesar de que se trata de un producto novedoso, la experiencia acumulada en el tratamiento del GNL hacen posible la manipulación del hidrógeno por vía marítima. “Las terminales portuarias de GNL evolucionarán hacia terminales multiproducto”.

El rol de los puertos

Angel Santurtun, del FMV, explicó que, los puertos, por su acceso al agua, su capacidad de almacenamiento, la posibilidad de uso directo del producto y como medio para el comercio del hidrógeno están llamados a convertirse en piedra angular en este nuevo mercado. A su modo de ver, y tras un periodo de transición, su funcionamiento será una réplica de la actual estructura del GNL.

Pero el papel de los puertos irá más allá de convertirse en almacenes y hubs de energía, sino que, según Santurtun, serán polos de producción por su experiencia en el tratamiento en productos como el metanol y el amoniaco. No obstante, recordó que se hace necesaria la clarificación del marco regulatorio aplicable.

Metanol y amoniaco

De las cinco formas de transportar el hidrógeno (licuado, comprimido, LOHC, metanol y amoniaco) son estas dos últimas las que mayores oportunidades tienen para ser transportadas con las tecnologías actuales. José Poblet explicó los distintos métodos según su densidad energética-volumétrica. Así, el gas licuado necesita de instalaciones criogénicas, mientras que el comprimido es válido solo para pequeñas cantidades.

En cuanto a los LOHC, el material portante debería ser transportado de vuelta al sitio de producción. Por tanto, el amoniaco y, sobre todo, el metanol son las dos principales alternativas contempladas para el transporte marítimo. El metanol presenta la ventaja de que puede operarse en los gaseros existentes para el transporte de grandes volúmenes. Por el contrario, necesita de grandes cantidades de energía para su producción. El amoniaco, por su parte, es más barato de operar, pero presenta mayores dificultades para su transporte en buques LPG.

Hydromar

José Ignacio Domingo explicó la herramienta Hydromar, accesible desde la web de Gasnam, una aplicación que se basa en el análisis de cinco factores: viabilidad técnica, viabilidad económica, seguridad, eficiencia energética y sostenibilidad.

Hydromar se ha creado contemplando tres escenarios de transporte: corta, media y larga distancia. Así, los ejemplos propuestos se refieren a un posible transporte del hidrógeno, en cada una de sus cinco posibilidades, entre el puerto de Cartagena y el de Palma de Mallorca; desde el puerto de Gijón hasta el de Hamburgo; y, finalmente, la distancia más larga, entre el puerto de Gijón y el puerto de Nueva Orleans.

Fuente: El Canal Maritimo y Logistico

Imagen: World Energy Trade

Ver artículo original

Volver a página de inicio