Logística

La logística colaborativa es una estrategia clave para la eficiencia empresarial

Según publica el portal Logística 360 la logística colaborativa es una estrategia clave para la eficiencia. Si esta es la primera vez que lees sobre el término de logística colaborativa, muy seguramente estés imaginando que se trata de la colaboración entre empresas similares a la tuya. De hecho, esto ocurre en muchos sectores. Sin embargo, en este caso no estamos hablando de eso. El planteamiento de la logística colaborativa se hace más bien entre empresas socias en el proceso logístico de tu empresa, más no competidoras.

La logística colaborativa es una estrategia que consiste en la cooperación entre distintos actores del proceso logístico con el objetivo de optimizar la gestión de la cadena de suministro. Esta estrategia busca reducir los costos y mejorar los tiempos de entrega, aumentar la eficiencia y la calidad del servicio al cliente, así como también reducir el impacto ambiental.

La logística colaborativa implica una transformación en la forma en que se piensa y se gestiona la cadena de suministro. En lugar de enfocarse en los beneficios individuales de cada actor, la logística colaborativa busca maximizar los beneficios para todos los actores involucrados en el proceso logístico. Para ello, se requiere una estrecha colaboración entre los proveedores, fabricantes, transportistas, distribuidores, minoristas y clientes.

La logística colaborativa se basa en el intercambio de información, recursos y conocimientos entre los distintos actores de la cadena de suministro. Esto implica compartir información sobre la demanda, la disponibilidad de inventarios, los tiempos de entrega, las rutas de transporte y los costos. De esta manera, se puede optimizar la planificación de la producción, el transporte y la distribución de los productos.

Entre las principales ventajas de la logística colaborativa, podemos mencionar

Reducción de los costos logísticos: al compartir recursos y conocimientos, se pueden reducir los costos de transporte, almacenamiento y distribución.

Reducción del impacto ambiental: al optimizar las rutas de transporte y reducir los viajes en vacío, se puede reducir el impacto ambiental de la cadena de suministro.

Para implementar una estrategia de logística colaborativa, es necesario establecer una cultura de colaboración entre los distintos actores de la cadena de suministro. Esto implica desarrollar relaciones de confianza y establecer acuerdos claros y equitativos para el intercambio de información y recursos.

Además, es importante contar con sistemas de información y tecnologías que permitan la gestión y el intercambio de información entre los distintos actores de la cadena de suministro. Estos sistemas deben ser capaces de integrar la información de los distintos sistemas de gestión y proporcionar información en tiempo real sobre la demanda, el inventario, la planificación y el transporte.

Por último, es importante contar con un liderazgo fuerte y comprometido con la estrategia de logística colaborativa. El liderazgo debe promover una cultura de colaboración y establecer los incentivos adecuados para fomentar la cooperación entre los distintos actores de la cadena de suministro.

Papel de un TMS en la logística colaborativa

Un TMS (Sistema de Gestión de Transporte, por sus siglas en inglés) es una herramienta tecnológica que puede ser de gran ayuda para implementar y gestionar una estrategia de logística colaborativa en la cadena de suministro.

El TMS permite la optimización de la planificación y la gestión del transporte, lo que se traduce en una reducción de costos y en una mayor eficiencia en la cadena de suministro.

Además, un TMS puede proporcionar información valiosa sobre los tiempos de entrega, las rutas de transporte y la disponibilidad de inventario, lo que puede ser compartido con los demás actores de la cadena de suministro para lograr una colaboración más efectiva.

Entre las funcionalidades que puede ofrecer un TMS para una logística colaborativa, se encuentran:

Planificación y optimización del transporte: el TMS permite la planificación y optimización de los viajes de transporte, considerando los diferentes factores que influyen en la operación, como la disponibilidad de vehículos, la capacidad de carga, la ruta óptima y las restricciones de tiempo.

Gestión de proveedores y transportistas: el TMS permite gestionar y coordinar a los diferentes proveedores y transportistas que participan en la cadena de suministro. Esta funcionalidad permite compartir información sobre las órdenes de transporte, la programación de entregas y las facturas.

Visibilidad de la cadena de suministro: el TMS proporciona una visibilidad en tiempo real de la cadena de suministro, lo que permite a los actores de la cadena de suministro compartir información y tomar decisiones informadas en función de la demanda y los recursos disponibles.

Automatización de procesos: el TMS automatiza los procesos de gestión de transporte, lo que reduce el riesgo de errores y aumenta la eficiencia de la cadena de suministro.

Drivin, puede ser una herramienta muy útil para implementar y gestionar una estrategia de logística colaborativa. Permite optimizar el transporte, gestionar los proveedores y transportistas, proporcionar visibilidad de la cadena de suministro, automatizar procesos y mucho más.

Todo esto contribuye a una mayor colaboración entre los actores de la cadena de suministro, lo que se traduce en una cadena de suministro más eficiente, sostenible y rentable.

En resumen, para implementar una estrategia de logística colaborativa, es necesario un esfuerzo conjunto de todos los actores involucrados en la cadena de suministro.

La colaboración y el intercambio de información entre proveedores, fabricantes, transportistas, distribuidores, minoristas y clientes son fundamentales para alcanzar los objetivos de la logística colaborativa.

Además, la logística colaborativa puede ayudar a las empresas a mejorar su competitividad y a adaptarse a los cambios en el entorno empresarial. La colaboración y la coordinación entre los distintos actores de la cadena de suministro pueden permitir a las empresas ser más flexibles y ágiles en su capacidad de respuesta a las fluctuaciones de la demanda y a los cambios en el mercado.

En definitiva, la logística colaborativa es una estrategia clave para la eficiencia empresarial y para lograr una cadena de suministro más sostenible y responsable. Las empresas que adopten esta estrategia pueden obtener beneficios significativos en términos de reducción de costos, mejora de la eficiencia y calidad de servicio, así como también en la reducción del impacto ambiental de sus operaciones.

Fuente: America Retail

Imagen: Nalanda

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Editor 2

Agregar Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario