Vías

Las vías de la colonia.

Por estos días, San Fernando, está de aniversario. 281 años cumple desde su fundación la actual capital provincial de Colchagua.

La ciudad, hoy con cerca de 90 mil habitantes, no da más en lo que a su infraestructura vial se refiere. José Antonio Manso de Velasco, quizás nunca se imaginó que aquel villorrio de 450 cuadras que fundó en 1742 se quedaría con su plano original prácticamente intacto. Calles angostas atestadas de vehículos, avenidas no tan extensas que intentan conectar al centro urbano, una vía férrea que corta la ciudad en dos, sectores de gran crecimiento poblacional que cuentan con solo una salida y entrada, otras vías que culminan en pasajes y estos no tienen salida.

El crecimiento pasó por alto del plano regulador de mediados de los años ’90 y olvidó que algún día la ciudad incrementaría su población.

Demás está decir que, hoy por hoy, justamente se discute una nueva guía de crecimiento, aumentando las hectáreas habitables y restándoselas a la agricultura. Se proyectan vías que, ojalá algún día, permitan descongestionar y mejorar los tiempos de traslado en la segunda ciudad en importancia en la región del Libertador. Pero para que eso ocurra, pasarán décadas, cuando la solución se necesita hoy.

Este ejemplo, uno lo toma y lo pone sobre otras comunas de la zona y el panorama es el mismo. Tal cual, muchas ciudades en O’Higgins se quedaron en un pasado que no ha permitido proyectarlas al futuro. Se han efectuado avances, como la ampliación de algunas arterias como la avenida Ernesto Riquelme en Rengo, o la continuación de República hacia Machalí en la capital regional. Pero seguimos estando cortos.

Sé que los recursos son escasos, que hay otras prioridades, pero sí que necesitamos modernizar las vías en nuestras comunas.

Fuente: El Rancaguino

Imagen: El Rancaguino

Ver artículo original

Volver a página de inicio

Editor 2

Agregar Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario