Transporte Aéreo

¿Modo aéreo o marítimo? ¿Cuál otorga más ventajas a los expedidores?

Xeneta enfrentó las cualidades de ambos modos de transporte para resolver estas preguntas

Precio, velocidad, conveniencia o seguridad de la carga son factores determinantes a la hora en que un expedidor opte por el despacho de su carga vía aérea o marítima. Xeneta, entró al detalle de esta disyuntiva y aclaró cuáles son los factores que intervienen al momento de elegir el modo óptimo de transporte para una carga determinada.                 

Los factores considerados por Xeneta fueron la distancia, el tipo de carga, sensibilidad al tiempo, los costos, la seguridad de la carga y la accesibilidad, aspectos en los que tanto el modo aéreo como el marítimo, tienen distintas cualidades que ofrecer.             

Distancia

Según el análisis el transporte aéreo es e preferido para un transporte directo de ciudad a ciudad y en las rutas más directas entre países. Además, con tantos avances se ha convertido en el modo de transporte preferido, especialmente con los productos minoristas que necesitan llegar rápidamente al destino, reduciendo en gran medida la relación tiempo/distancia entre dos puntos.

El transporte marítimo, en cambio es preferido para los envíos que necesitan viajar grandes distancias sobre océanos y, aaturalmente, cuanto mayor es la distancia, más largo es el tránsito.

Tipo de carga

Debido a factores de capacidad, peso y seguridad, el transporte aéreo es algo limitado en el tipo de carga que puede transportar.

El flete aéreo se usa principalmente en el transporte de cargas unificadas. Hay, por supuesto, excepciones donde se chartean vuelos enteros para transportar carga para un solo proyecto. Para proyectos extremos, los expedidores pueden aspirar a utilizar el Antonov An-225 Mriya, que es el avión más grande del mundo con 275 pies de largo, una envergadura de 290 pies y un peso máximo de despegue de 640 toneladas, pudiendo transportar hasta 250 toneladas de carga.

Aquí es probable que el transporte marítimo tenga una ventaja absoluta sobre el transporte aéreo ya que puede transportar cualquier tipo de producto o material en contenedores.

Además de los contenedores, el transporte marítimo también se utiliza para transportar equipo pesado, grúas, cargas de proyectos, etc.

El “OOCL Hong Kong” es el buque portacontenedores más grande construido hasta la fecha y tiene una capacidad de 21.413 TEUs

Sensibilidad al tiempo

El modo aéreo se elige principalmente debido a su tiempo de tránsito rápido y sus programas confiables de tiempos de salida y llegada.

Incluso si involucra algunos transbordos, un envío de carga aérea llegará a su destino mucho antes que un envío de carga marítima, y con la gran oferta de redes y alianzas, el transporte aéreo ayuda a los expedidores a exportar o importar sus cargas a cualquier parte del mundo.

Además, otorga beneficios como menores costos de mantenimiento de stock y la oportunidad de capturar cuotas de mercado.

Sin embargo, no toda la carga es sensible al tiempo y debe llegar al cliente en un día. Para el tránsito marítimo un tiempo de un mes de punto a punto es bastante normal para un envío.

Debido al mayor volumen que se puede enviar al mismo tiempo, muchos clientes pueden planificar sus despachos en transporte marítimo y aún garantizar entregas justo a tiempo. Muchas empresas automotrices y de bienes de consumo utilizan el transporte marítimo con esta planificación.

Costos

Un envío de carga aérea es considerablemente más caro que el mismo volumen de carga de carga marítima. Esto se debe principalmente a la capacidad disponible en un avión, el mayor consumo de combustible y los costos operativos de un avión.

Debido al volumen de carga que un buque puede transportar de inmediato, en comparación con una aeronave, el costo del flete marítimo es mucho más económico que el aéreo.

Sin embargo, es posible que el mismo buque no pueda recalar en puertos más pequeños debido a su tamaño, lo que significa que el contenedor debería moverse más hacia el destino final por carretera, ferrocarril o barcaza o cualquier combinación de estos modos.

Seguridad de la carga

La carga aérea implica una mínima manipulación, lo que significa que existe un riesgo mínimo de que la carga se dañe y una mayor probabilidad de llegar a su destino de forma segura. Además de eso, las regulaciones aeroportuarias están controladas estrictamente y estas regulaciones incluyen el almacenamiento, manejo y seguridad de la carga.

Por otro lado, los contenedores de carga son una forma segura de transportar bienes, pero si la carga dentro del contenedor no está bien embalada, existe una gran posibilidad de que sufra daños, los que incluso pueden ser catastróficos, incluyendo casos extremos como el de incendios a bordo, naufragios o piratería

Accesibilidad

Como los volúmenes de carga aérea son considerablemente más pequeños en el transporte aéreo y se manejan más rápido, puede que no haya congestión en los aeropuertos en comparación con las largas colas en los puertos marítimos.

En cambio, en el frente marítimo, debido al gran volumen de contenedores que entran y salen, puede haber períodos de congestión severa en los puertos, lo que trae consigo sus propios problemas de costos adicionales como demoras y detenciones.

En términos de accesibilidad a los mercados, el transporte marítimo tiene una ventaja mayor que el transporte aéreo, ya que existe la posibilidad de que los contenedores se muevan hacia el interior por ferrocarril, aprovechando las conexiones intermodales.

Fuente: Mundo Maritimo

Imagen: Tiba Group

Ver artículo original

Volver a página de inicio